Monumento de la Guerra Civil

No tener en cuenta los nombres que Google utiliza en su mapa.

VER SITUACIÓN EN Google Maps UTM 30T 434945.83 m E – 4474934.55 m N. En el Camino de la Encina de Trillo y la Vereda de la Zarza.

Por Rafael Pulido Fernández


EL CRISTO DE LAS BOMBAS

Así es conocido popularmente por estar rodeado de proyectiles 155 de la Guerra Civil 1936-39.

Fue erigido el 4 de junio de 1937.

De su procedencia nos dice Eduardo Delgado Orusco “se trata de una imagen probablemente traída por las tropas nacionales en su avance sobre Madrid, tomada de algún cementerio de la zona de Toledo”.

Primera versión con el pie de la imagen llena de bombas

Su colocación en este lugar se debe a los acontecimientos que sucedieron en abril de 1937, cuando una bomba de la aviación republicana acabó con la vida de 19 soldados del bando sublevado, que estaban bombardeando Madrid.

Pertenecían a la IX batería del III regimiento ligero. 

Según parece en estos hechos se salvó de morir el Alférez Mayalde, José María Finat y Escrivá de Romaní, más tarde Alcalde de Madrid y que fue el promotor del monumento.

Otra versión más moderna

En este monumento se escenificó la creación de la Hermandad de Alféreces Provisionales el 1 de junio de 1958. Con la asistencia de Franco y toda la cúpula militar del momento.

Después de la Guerra Civil, todos los años se reunían los militares en este lugar para conmemorar su triunfo en la Guerra Civil por las tropas sublevadas.

El monumento fue objeto de muchos sabotajes en los años 50 del siglo pasado. 

Con las placas conmemorativas

Las lápidas laterales con las inscripciones desaparecieron en uno de esos actos, lo que llevó al Ayuntamiento de la época a tener a un guarda fijo vigilando el lugar. 

En el año 1953, Laureano Rubio Muñoz el soldado del bando sublevado que fue responsable junto con otro de la voladura de la Iglesia de la Torrecilla en la Casa de Campo, cuenta:

“De los que entonces vivíamos en Madrid, unos veinte, nos convocó, el General Luis Alarcón de la Lastra, a mediados de junio de 1953 para una misa que se celebraría días después en el Monumento al Cristo de la Casa de Campo. En la plaza Mayor vinos a recogernos un autobús militar, ya que la mayoría no sabíamos ir al lugar. Ahora 15 años después había sido restaurado de algunos robos que había derribado el altar, sobre todo para apropiarse de la chatarra militar que habían fijado en el cemento del suelo. Ahora sólo quedaban unas cuantas bombas alrededor del Cristo”.

RELATO QUE VIENE CONFIRMADO CON ESTA CARTA DEL ALCALDE DE MADRID AL OBISPO DE MADRID-ALCALÁ: 

“durante nuestra cruzada de liberación y por elementos del cuerpo de artillería se erigió en la Casa de Campo, un sencillo monumento al sagrado corazón de Jesús. habiendo sido reparado recientemente de los destrozos que habían producido la sustracción de diversos elementos, y deseando esta alcaldía-presidencia, junto con el general jefe y mandos de los regimientos de artillería de esta región, celebrar un acto de desagravio por los ultrajes injeridos, me permito solicitar a v.e. se sirva autorizar una misa de campaña en dicho lugar, que pudiera celebrarse mañana martes, 16 del actual, a las nueve y media de la mañana.  

 Madrid, 15 de junio de 1953″

Monumento en la actualidad