Huerta de la Partida

No tener en cuenta los nombres que Google utiliza en su mapa

VER SITUACIÓN EN Google Maps UTM 438496.08 m E – 4474403.28 m N. Tiene varias entradas frente al Palacete de los Vargas en la Plaza Grande.

Huerta de la Partida después de las obras en 2009

También nombrada como Huerta de la Partida del Cura, Huerta de Hoyos, Huerta Vieja etc.


Su nombre hace alusión a ser una parte, casi independiente dentro de la Casa de Campo o sea una partida que se alquilaba por parte de la Casa Real. Sin embargo como La Partida del Cura hay más interpretaciones a este término que como vemos en este mapa de 1760 también se utilizaba en otras huertas.


En origen era esa franja de terreno entre la Casa de Campo de los Vargas y el Arroyo de los Meaques que aparece en los grabados de Wyngaerde de 1562 y que Felipe II aumentó al desviar el Arroyo de los Meaques de la Casa de Campo de los Vargas.

Palacete de los Vargas y su huerta

Estos terrenos posiblemente ya se utilizaban en tiempos de los Vargas como huerta al tener abundancia de agua.

La huerta que conocemos después es más pequeña y alargada que la actual y ocuparía una quinta parte de terreno.

Lo que hoy conocemos como Huerta de la Partida, que Teixeira llama Partida del Cura, aquí se refiere a que uno de sus primeros arrendatarios fue el cura de San Pedro. Se formó de la unión de varios terrenos como el Membrillar que Teixeira numera como 112, el conocido como Plantel de los Jardineros que Teixeira lo numera con el número 107 y la Partida del Cura que aparece con la numeración 105.


Este conjunto acabó siendo una huerta que aun estando dentro de la Casa de Campo tenía su propio vallado y que se arrendaban al mejor postor en subasta pública.

Ya tenemos noticias de su arrendamiento como Huerta de la Partida en 1668 y en 1725 sabemos que tenía conflictos por la poca agua que le llegaba del Arroyo de los Meaques, de ahí que se construya el Acueducto del Canal de la Partida para traer agua de los estanques, ya que en las condiciones de arrendamiento se garantizaba el riego y si este faltaba había que indemnizar a los arrendatarios, como así sucedió en bastantes ocasiones.


La huerta se mantuvo durante todos los reinados sin apenas cambios sustanciales, hasta el 1 de noviembre de 1929 en que se formalizó un contrato de cinco años entre el Comité Nacional de Plantas Medicinales y la Intendencia General de la Real Casa y Patrimonio, contrato que no fue renovado.

Entrada a Plantas Medicinales y Huerta de la Partida.

Finalizada la Guerra Civil de 1936 la Delegación del Ministerio de Agricultura solicitó su renovación que fue acordada por la Comisión Municipal Permanente el 11 de agosto de 1939.

Desde su esplendido mirador se puede ver uno de los paisajes más bellos de la cornisa de Madrid

En actualidad y después de un abandono general de años, se ha vuelto a recuperar parte de la zona y se ha repoblado de árboles frutales; manzanos, olivos y otros, lejos de lo que era la huerta original y el encanto que tenía antes de las obras.

Vista desde el mirador

DESDE ESTE LUGAR PODEMOS ADENTRARNOS EN LA CASA DE CAMPO SI ANTES HEMOS VISTO ESTOS ELEMENTOS

SI NOS ADENTRAMOS EN DIRECCIÓN A EL LAGO PODEMOS VER

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s