Reja del Rey

No tener en cuenta los nombres que Google utiliza en su mapa.

VER SITUACIÓN EN Google Maps UTM30T 433716.48 m E – 4474442.25 m N Construida en el cerramiento oeste de la Casa de Campo entre la Puerta de Rodajos y la Puerta de la Vereda Vieja.


Reja de la que nos queda un leve reflejo de lo que fue una de las rejas importantes de la tapia oeste de la Casa de Campo.

Se construyó a la vez que la tapia oeste ya durante el inicio del reinado de Carlos III en 1760 y siguiendo un patrón personal ajustado al terreno, pero con las órdenes dadas por Ventura Rodríguez sobre la construcción de rejas.

La versión que hoy conocemos se parece más a la que quedó después de la reforma del siglo XIX, entonces se cerraron nueve de sus rejas o «rejillas» como se las conocía porque la mayoría eran de pequeño tamaño. En esa reforma se elevó la tapia sobre la reja al igual que se hizo con el puente que hay a continuación aguas abajo; El Puente de las Rejillas. Obra muy mal terminada que resta belleza a la reja y deja ver una doble albardilla, una en ladrillo y la otra en granito que sobresale en exceso y dos gruesos de tapia. La actuación correcta hubiera sido sacar la tierra acumulada y liberar la reja, pero se recurrió a este recurso un tanto chapucero.

Con esta obra del siglo XIX quedó claro que el curso del Arroyo del Rey ya no era igual que un siglo antes, cuando fueron necesarias doce rejas para dar salida al cauce. Hoy carece totalmente de caudal y sólo queda el Barraco del Rey como huella de lo que fue un arroyo importante que unos metros más adelante desagua en el Arroyo de la Zorra.

Reja del Rey en 2021

Su nombre lo toma del Arroyo del Rey que la atraviesa, pero era más conocida la obra como «las Rejillas».

La reja se encuentra cegada y sin uso debido a la construcción exterior que tapona esa posibilidad.

Los tres arcos que ahora vemos son de ladrillo dispuestos en sucesivos sardineles, donde los ladrillos se colocan como las sardinas en salazón.

Sardinas en salazón

Lo más llamativo son sus trece tajamares, semejantes a los de un puente.

Aquí la vemos con el Puente de las Rejillas en primer plano en 2021

Así la describe el Ayuntamiento de Madrid:

Las rejas cierran tres huecos similares e independientes abiertos bajo tres arcos rebajados y ampliamente recercados por obra de ladrillo a sardinel; separadas por dos masivos machones de ladrillo, se enmarcan entre seis potentes contrafuertes o estribos pegados al muro a modo de tajamares (potentes cuerpos semicilíndricos de ladrillo terminados en volúmenes semicónicos). Una fina imposta de ladrillo, a soga y sardinel, corrida sobre las claves de los arcos y una igualmente fina albardilla de granito cuya sección superior se perfila con sendos faldones de leves pendientes, completan la composición que, en sus bordes, se disuelve en la continuidad material del cerramiento del parque. La rotunda y sobria belleza del conjunto es imperceptible y apenas se vislumbra en secuencia de paños que dejan adivinar la obra entre la espesura desmesurada de zarzas y vegetación incontrolada, además de la brutal agresión plástica que supone la visión al otro lado, y tras el frente al parque, de una vivienda unifamiliar de una urbanización del entorno de Somosaguas prácticamente apoyada en el muro.

He querido que sea el propio Ayuntamiento el que describa la lamentable situación en que se encuentra esta singular Reja del Rey, que para algunos fue descubierta cuando en 2013 se despejó la zona de las zarzas de las que habla el Ayuntamiento.


En el mismo entorno podemos ver el Puente de las Rejillas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s