Ayer igual que hoy


 Cuando vimos por primera vez las fotografías de José Corral en la Hemeroteca Municipal nos llamó la atención ese cartel o bando pegado en las puertas de la Casa de Campo y dedicamos en descifrarlo varios años.    Como era lógico, de las fotografías no se podía pretender tal cometido, por eso indagamos en los bandos republicanos y allí encontramos la respuesta.   Bando ampliado de los muchos que se imprimieron y de varias características.        

Os pasamos el texto para que veáis que si hoy se colocara en los mismos lugares nadie los consideraría anticuados y seguro que cada uno añadiríamos algún asunto:

Ciudadanos:


    Esta finca es del pueblo de Madrid. Ello obliga a que todos la cuidemos con solicitud y cariño.   Vosotros sois sus mejores guardas y los encargados, por vuestro propio interés, de evitar todo acto de incultura que tienda a su indebido uso o destrucción.     Impedid vosotros mismos: El encender lumbre en el bosque para calentar las comidas: una chispa, un simple descuido, podría ocasionar el incendio que instruyese rápidamente el hermoso parque que para vuestro recreo y solaz la República os cedió.     El deterioro que el descuaje de ramas produce en el arbolado y el coger sus frutos sin sazonar. Pensad en que no sólo causáis mal al árbol, sino que podéis ocasionaros perjuicio.     Cooperad a la limpieza de los paseos, impidiendo que fuera de las papeleras y recipientes se arrojen papeles, latas y restos de comida.     Impedid y tratad de evitar todo acto que pueda ofender a la moral, que a ello también os obliga vuestra condición de padres, esposos y hermanos.     Respetad la caza, considerándola como el más bello adorno de vuestra finca.     Respetad los pájaros que hay en este parque.     Solicitad, cuando vuestras razonadas reprensiones sean desatendidas, el auxilio de los guardas de la posesión.    El Ayuntamiento os amparará y hará que se os respete en el ejercicio del legítimo derecho de defender la propiedad que os reconoce vuestro alcalde.    Pedro Rico.        

Sábado 30 de abril de 1932

 
 
 


El lugar donde estuvo este bando, que fue la Puerta de Enmedio, aún existe y podéis visitarla.