La Casa de Campo «familiar» capítulo II

La Casa de Campo que formó Felipe II era un bello jardín con fuentes, estatuas y estanques, pero muy pequeña comparada con la que más adelante sería.

Una persona andando podía recorrerla en una hora. Hoy se necesitarían catorce veces más tiempo.

Más adelante sabrás quién la agrandó.

Casi todos los árboles que hoy tenemos en la Casa de Campo los plantaron en tiempos de Felipe II.

Y una cosas que a muchos no saben, las carpas, esos peces que son tan abundantes en El Lago las trajeron especialmente para estos estanques, ya que se utilizaban a la vez como piscifactorías para venderlas.

En el anterior capítulo dije que los estanques se utilizaban como piscinas porque en ellos se bañaban en verano la reina Isabel y un hijo que Felipe II tuvo en su primer matrimonio, eran jóvenes y se divertían a su manera.

Pero había órdenes que prohibían cortar flores, o molestar a los animales de El Lago incluso para Isabel la mujer del rey. Una vez un jardinero le regañó por coger una flor.

Ya os dije que Felipe II era el rey más poderoso de su tiempo, gobernó medio mundo y mandó construir edificios tan maravillosos como el Monasterio de El Escorial, pero no pudo evitar desgracias tan sensibles como perder a su único hijo y a su mujer de 23 años con unos meses de diferencia.

Carlos
Isabel

Si algún día visitáis el Museo del Prado encontrareis a los dos juntos en la misma sala.

Un día se escapó un león cuando lo trasladaban desde la Casa de Campo al Palacio y Carlos que esta en la zona con Isabel salió en su persecución. Al final un criado mató al león, pero se corrió la voz que había sido el propio Carlos quien le dio muerte.

En este mapa se ven algunos de los animales

Os cuento este episodio para deciros que en la Casa de Campo había un verdadero Zoológico parecido al que ahora tenemos. Estos animales se tenían en lugares protegidos llamados Leoneras para que no atacaran a las personas. Solo se podían contemplar nada de cazar, menudo era Felipe con la fauna y la flora de la Casa de Campo.

«Hay muchas cosas que son posibles mientras no sepas que son imposibles»

Norton Juster

Ruta en la Casa de Campo de Felipe II

La ruta debe comenzar en el Palacio Real desde el que verás la Casa de Campo tal como la vio Felipe II. Luego entrando por el Puente del Rey llegarás a la antigua entrada de la Casa de Campo llamada Puerta del Río a la derecha de la Fuente de la Buena Suerte verás la casa que compró Felipe II, está en el mismo sitio aunque muy cambiada, luego, si puedes entrar en el Jardín Reservado de Felipe II por la Puerta de los Carros, la puerta que está a la izquierda del Palacete, no solo podrás ver el Palacete de los Vargas en su fachada principal, sino que a mano izquierda, protegida por una valla de madera, está la Galería de las Burlas una de las curiosidades más singulares de la Casa de Campo. Luego puedes subir por el Paseo Azul hasta El Lago y ver su entorno toda una delicia.

El recién abierto mirador del Palacio Real donde podrás ver la Casa de Campo

Si crees que el recorrido es corto espera a recorrerlo y verás que rápido pasa el tiempo.

Entra en el

CAPITULO III – LOS BORBONES

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s