Casa Quemada

No tener en cuenta los nombres que Google utiliza en su mapa.

VER SITUACIÓN EN Google Maps UTM 30T 434657.28 m E – 4477325.53 m N Sus ruinas cada vez más perdidas están en el Cerro del Portillo.


La historia de la Casa del Portillo o Casa Quemada.

Casa Quemada en 1932. F. J. C. H. M.

Por Rafael Pulido Fernández

CASA QUEMADA

Este nombre propio tan común en la geografía española usado como topónimo, es sin duda uno de los muchos que existen en la Casa de Campo que no dejan lugar a duda de su origen y tanto el genérico como el especifico son un nombre y un adjetivo que definen un suceso.

Ya Pedro de Cervantes en 1687 nos habla de la Puerta de Aravaca, que más tarde sería la Puerta del Portillo,  y aunque no nombra la casa, sabemos que existía, ya que era un portazgo.

Mapa dibujado por Sabatini en 1770 donde vemos el Portillo y la Casa.

Con la compra de estos terrenos al Marqués de Valdecerrada allá por julio de 1728 por el Príncipe de Asturias Fernando, se incorpora a la Casa de Campo toda esta zona que comprende el Cerro del Portillo con la casa y la puerta.

El 22 de abril de 1755 el Maestro de Obras Manuel de Molina recibe el encargo de realizar obras en la Casa del Portillo de Aravaca.

En 1770 el Portillo de Aravaca y la casa van a dejar de tener la importancia que hasta entonces tuvieron.

Todo empieza con el nuevo trazado que Sabatini hace del Camino de Castilla que reduciría la distancia al El Escorial dejando de pasar dicho trazado por Aravaca.

Sabatini, aun creando un conflicto de intereses con Aravaca, degrada la Puerta de Aravaca y la transforma en un portillo más de la Casa de Campo. Abre entonces una nueva puerta más al «este» que le llamará Puerta de Castilla, nombre que más adelante se sustituirá por Puerta de Aravaca.

Casa Quemada

Y esta casa que desde antiguo se conocía como del Portillo, lugar idóneo para controlar a los que venían por el camino de Aravaca desde Madrid, por estar situada en un cerro de 651 metro de altura, por culpa de un incendio producido en febrero de 1788 se la va a conocer como Casa la Quemada o Casa Quemada.

La Casa de Portillo estaba habitada en 1788 por un guarda llamado Pedro Ibáñez de 32 años que estaba casado con María Ignacia Granado de 21. Su cometido, ya en este tiempo, era el de vigilar no solo el Portillos, sino la caza furtiva, el matuteo y paradójicamente los incendios.

El frío del invierno y una hoguera hecha para calentar la casa, fue el desencadenante de la desgracia, el fuego prendió en las vigas del techo y se extendió por toda la vivienda dejándola en ruinas.

Durante las obras de “reedificación”, así consta en los documentos de la casa hecha por Sabatini, Pedro y su mujer María se alojaron en la Faisanera Vieja, lo que después sería la Casa de Vacas.

Y aquí tenemos un ejemplo de cómo la toponimia de un lugar la hace la gente.

A partir ese momento popularmente, nunca en escrituras, se le llamó la Casa Quemada y así sucedió con el portillo y el cerro.

Durante la Guerra Civil 1936-39 fue ocupada por las tropas nacionales, su situación en altura era privilegiada. Por esta causa al acabar la guerra la casa estaba casi en ruinas, eso y la necesidad de materiales por parte de los supervivientes, hizo que acabara como otras de la Casa de Campo totalmente desvalijada. Bajo la gran columna de alta tensión aún pueden verse parte de sus cimientos.

Un entorno totalmente desfigurado donde la Carretera de las dos Castillas secciona este Cerro que se prolongaba hacia Aravaca y que obligaba a los carros y demás coches a pasar por la Puerta que como dije era un Portazgo donde se pagaban tributos por cruzarlo.

CURIOSIDADES

Casa Quemada  año 1843

En la tarde ó noche del 28 de enero último fueron degollados en la Real Casa de Campo, en la llamada Casa la Quemada: María Concepción Orejón y Fructuoso Cabezas, mujer y criado del guarda Víctor Canas.

En 31 de enero último ha sido puesto en la cárcel de Corte a disposición del señor D. Manuel Maria de Basualdo, Víctor Cañas, por sospechas de complicidad en las muertes que se dieron a su mujer María de la Concepción Orejón y a su criado Fructuoso Cabezas en la Real Casa de Campo la tarde o noche del 28 del mismo mes.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s